La guía definitiva de pruebas A/B: optimice como un profesional (incluye guía de 5 pasos)

¿Quiere mejorar el rendimiento de su sitio web o aplicación?

Entonces ha venido al lugar adecuado...

En este artículo, le revelamos cómo puede utilizar las pruebas A/B para aumentar la tasa de conversión de sus ofertas digitales en muy poco tiempo.

El método es sorprendentemente sencillo una vez que le coges el truco...

Y no te preocupes, No se requieren conocimientos técnicos previos.

Sólo tienes que seguir esta guía y las instrucciones paso a paso. 

Verás rápidamente cómo puedes optimizar la interacción de tus usuarios e influir directamente en el éxito de tu web o app.

¿Te parece un plan?

Pues empecemos sin más dilación 🙂 .

Índice

Índice

¿Qué son las pruebas A/B?

Las pruebas A/B, a veces también llamadas pruebas divididas, consisten en la comparación directa de dos versiones de su sitio web o aplicación, un auténtico duelo entre el original y una nueva variante.

El comportamiento de sus visitantes no se deja al azar. Más bien, el poder de las estadísticas decide qué versión logra sus objetivos, como aumentar la tasa de conversión, con mayor eficacia.

Imagina que pudieras probar cada cambio en tu sitio con una red de seguridad... 

Esto es la prueba A/B: un método sistemático que le permite no sólo abordar el cambio con audacia, sino también medir con precisión su impacto. 

Así es como "Las preguntas "qué pasaría si" se convierten en respuestas "así es".

Porque a la hora de optimizar su presencia en línea, es fundamental no basarse en suposiciones, sino en datos verificables establecer. Midiendo el impacto de cada cambio, puede estar seguro de que cada innovación es un paso en la dirección correcta.

¿Por qué todas las empresas deberían realizar pruebas A/B?

Aunque muchas empresas invierten enormes presupuestos en diversos canales de marketing, a menudo pasan por alto una estrategia que no sólo es rentable, sino también extremadamente eficaz: Pruebas A/B.

Este método puede considerarse una auténtica mina de oro, sobre todo cuando se trata de aumentar la tasa de conversión.

Ya se trate de la venta de productos, la generación de clientes potenciales o la captación de contenidos en los medios de comunicación, las pruebas A/B abren la puerta a la maximización de los resultados con una inversión financiera mínima.

Resumen de las ventajas de las pruebas A/B

Mayores conversiones: Las pruebas A/B son como la llave a un tesoro de conversiones. Al probar diferentes versiones de un sitio web o elementos, puedes mejorar constantemente la experiencia del usuario y aumentar así la tasa de conversión.

Productividad y presupuestos optimizados: Las pruebas A/B muestran dónde se utilizan mejor los recursos. Esto le permite utilizar el esfuerzo y el presupuesto de forma más eficiente para lograr lo óptimo para cada grupo objetivo.

Decisiones basadas en resultados cuantificados: Las pruebas A/B permiten comprobar hipótesis y minimizar riesgos. Las decisiones se toman basándose en datos concretos, no solo en el instinto.

Mejor información sobre los visitantes: Las pruebas A/B son como una ventana al mundo de los visitantes. Se aprende cómo influyen los distintos elementos de la página en el comportamiento y, por tanto, se puede responder mejor a las necesidades y expectativas del grupo objetivo.

Mayor participación de los visitantes: Se trata de ofrecer a los visitantes algo único. Las pruebas A/B ayudan a crear un sitio web que no solo atrae a los visitantes, sino que también los retiene a largo plazo.

Las empresas de éxito -y no sólo gigantes como Amazon, Booking o YouTube- utilizan las pruebas A/B para una mejora gradual e iterativa de sus sitios web.

Se alinean en cada paso estrechamente con el visitante y el cliente para optimizar la experiencia del sitio web, mejorar el servicio y adaptarse perfectamente al grupo objetivo.

Las pruebas A/B no son sólo una herramienta, sino una estrategia para mantenerse a la cabeza en un entorno de mercado digital dinámico.

Ejemplo de prueba A/B real: estudio Carglass

Echemos un vistazo entre bastidores a una prueba A/B real: el ejemplo de Carglass®. 

Conocido por la televisión con el eslogan "Carglass® repara, Carglass® sustituye", Carglass® es a menudo el primer puerto de escala en caso de daños en las lunas del automóvil. 

Pero, ¿sabía que también ofrecen selladores de parabrisas?

El reto en la situación inicial era:
¿Cómo puede Carglass® animar a sus clientes a reservar más a menudo el útil servicio adicional "Protect" (sellado del parabrisas)?

La solución:
Pruebas A/B con una buena pizca de creatividad. Utilizando una superposición inteligente en el proceso de reserva que muestra a los clientes los beneficios del sellado del parabrisas poco antes de la finalización, pudimos encontrar una verdadera receta para el éxito de Carglass®.

Original A

Variante B

Original A

Variante B

El resultado: un aumento de 28,5% para la variante B

¡Un impresionante aumento de 28,5% en la tasa de reservas!

Y eso fue sólo el principio. Después de tres pruebas de este tipo, se produjo una elevación acumulada de 81,9% a determinar - un verdadero cambio de juego.

Estos resultados no son meras cifras sobre el papel, sino que tienen efectos reales y mensurables: un aumento de la tasa de reservas del 182% interanual. Puede leer el estudio completo de Carglass® aquí.

Acuérdate: Con la combinación adecuada de desencadenantes psicológicos y un marketing inteligente, incluso los pequeños cambios pueden tener un gran impacto.

Carglass® dio en el blanco y el ejemplo demuestra que las pruebas A/B son una herramienta poderosa en el mundo del marketing en línea.

Ha llegado el momento de que se familiarice con esta potente herramienta y realice su primer test A/B. Sigue nuestra guía de 5 pasos para dominar el proceso de principio a fin...

Guía práctica de 5 pasos para realizar un test A/B

¡Manos a la obra! En nuestra guía práctica de 5 pasos para realizar pruebas A/B, le guiamos a través de todo el proceso, desde la selección de las herramientas perfectas hasta el análisis de los resultados con una claridad meridiana.

1. sentar las bases

Antes de iniciar una prueba A/B, es fundamental crear una base sólida para la misma...

Esto incluye la selección de herramientas adecuadas y la creación de una base de datos sólida para conocer en profundidad a su grupo destinatario e identificar el potencial de mejora.

Para la recogida, análisis y seguimiento de datos Google Analytics 4 y el Google Tag Manager excelentemente adecuado.

Además, se necesita una herramienta especializada en pruebas A/B:

Recomendamos lo siguiente Varify.io. Nuestra herramienta interna de pruebas A/B es fácil de usar, tiene un precio muy justo con una tarifa plana de tráfico y garantiza una integración perfecta con Google Analytics 4 o herramientas de análisis similares.

Con esta combinación de herramientas, estará listo y perfectamente equipado para realizar con éxito pruebas A/B.

2. formular una hipótesis

Una vez sentadas las bases con las herramientas adecuadas, el siguiente paso es formular una hipótesis bien fundamentada. Esta es la clave para lanzar eficazmente nuestra prueba A/B.

Este paso se basa en los datos recopilados previamente y en su comprensión del grupo destinatario.

Piense qué cambio podría influir positivamente en el comportamiento de los usuarios o en la tasa de conversión.

¿Se trata de una ubicación diferente de la CTA, un nuevo texto o tal vez un cambio de color?

Su hipótesis debe ser específica, mensurable y basada en análisis previos para maximizar el éxito de su prueba A/B. Para hacer más tangible el concepto de hipótesis, veamos un ejemplo concreto a continuación.

Ejemplo de hipótesis formulada:
En sólo se muestra al visitante un claro efecto antes/después en forma de 2 imágenes,
entonces aumenta la tasa de reservas adicionales para el sellado del parabrisas,
porque la decisión de añadir o no un sellador de parabrisas se toma de forma espontánea y emocional.

Aplicar técnicamente la 3ª variante

Una vez que haya establecido una hipótesis bien fundamentada, el siguiente paso es aplicarla técnicamente como variante de prueba.

En función de sus recursos y competencias técnicas, puede encargarse usted mismo de esta tarea o recurrir a la ayuda de su equipo informático. El objetivo es garantizar una implementación fluida que le permita realizar pruebas A/B entre la versión original de su sitio y la nueva variante.

A continuación, deberá configurar la prueba A/B en su herramienta de pruebas A/B.

4. iniciar la prueba y esperar

Ahora que todo está técnicamente preparado, entra en la fase caliente: el inicio de su prueba A/B.

Este momento es el comienzo de un emocionante viaje para optimizar su sitio web. Lo importante ahora es tener paciencia.

Su prueba A/B necesita tiempo suficiente para generar datos significativos. El periodo de tiempo puede variar entre unos pocos días y semanas. Depende del tráfico de su sitio web y del rendimiento del original (A) y de la variante (B).

Puede resultar tentador querer interpretar los resultados pronto, pero la verdadera fuerza reside en esperar. Es la única forma de asegurarse de que los resultados son estadísticamente significativos y de que las conclusiones son fiables.

5. analizar la prueba

Una vez finalizada la prueba A/B, es hora de ponerse serios con la evaluación y obtener los frutos de nuestro trabajo.

Aquí es importante analizar detenidamente los datos recogidos para averiguar qué versión -la original (A) o la de prueba (B)- funcionó mejor.

Hay dos formas de analizar las estadísticas: o bien se profundiza en el tema de las estadísticas, o bien se utiliza nuestro Calculadora de importancialo que simplifica considerablemente el proceso.

Sólo tiene que introducir el número de visitas y conversiones de ambas versiones en nuestra calculadora y seleccionar el nivel de confianza deseado.

El nivel de confianza define la probabilidad con la que los resultados se consideran estadísticamente significativos. Un valor por defecto de 95% significa que puede estar 95% seguro de que las diferencias no son aleatorias.

Utilice esta herramienta para determinar de forma rápida y sencilla si su hipótesis se confirma y qué cambios debe aplicar de forma permanente. Haga clic aquí para ir directamente a la calculadora de significación.

Atención: No sólo cuenta el "ganador". Cada resultado de una prueba, ya sea positivo o negativo, proporciona ideas valiosas. Utilice estos datos para saber qué quieren realmente sus usuarios y cómo puede mejorar su experiencia.

Ganado o aprendido: lo que viene después del examen

¿Ha ganado la carrera su nueva variante? Entonces es el momento de integrar firmemente estos cambios en su sitio web y disfrutar del éxito.

Si no es así, no te preocupes: cada prueba es un paso adelante. Aproveche los resultados, afine sus ideas e inicie la siguiente prueba. Recuerde que cada ronda ofrece nuevas oportunidades para seguir perfeccionando su sitio web.

Pasemos al siguiente experimento.

Las pruebas A/B no son un proyecto aislado, sino un proceso continuo. Utilice los resultados de cada prueba para formular nuevas preguntas y planificar la siguiente.

Esto le ayudará a mejorar el rendimiento de su sitio web paso a paso y a garantizar una experiencia de usuario óptima. ¡Mantén la curiosidad y las ganas de experimentar!

¿Qué tipos de pruebas A/B existen?

En el mundo de las pruebas A/B, hay más de una forma de poner a prueba sus ideas. Cada método tiene su encanto y su finalidad, dependiendo de lo que se quiera escudriñar.

Prueba A/B clásica - prueba del lado del cliente

Empecemos por la prueba más habitual: la clásica prueba A/B. Aquí juegas a los detectives con dos sospechosos: La versión A, su página actual, y la versión B, que implica un cambio importante en el sitio web. Estos cambios se realizan con un editor visual o con JavaScript o CSS. El cambio realizado optimiza la versión original del sitio web mientras se carga. Sin embargo, esto ocurre tan rápidamente que el visitante no se da cuenta.

Ambas versiones comparten una URL, lo que simplifica las cosas. Este método es ideal para aumentar la tasa de conversión lo antes posible.

La prueba A/B clásica es el camino directo hacia una toma de decisiones clara. Permite ver rápidamente qué pequeños cambios tienen el mayor efecto y forma así la La columna vertebral de su estrategia de optimización.

Prueba de URL dividida

A veces no basta con un pequeño cambio y hay que sacar la artillería pesada.

Aquí es donde entra en juego la prueba de URL dividida. Imagina que tienes dos diseños completamente diferentes para tu sitio web: ¿cómo decides cuál tiene mejor acogida? 

Exactamente, dividiendo el tráfico entre dos URL diferentes, cada una de las cuales aloja una de las versiones. Adecuado para los valientes que estén dispuestos a probar cambios radicales.

La prueba de URL dividida es su guía para cambios importantes. Permite comparar directamente actualizaciones exhaustivas del diseño y sienta así las bases para optimizaciones audaces.

Pruebas multivariantes

Las pruebas multivariantes van un paso más allá de las pruebas A/B y de URL divididas clásicas. En lugar de centrarse en una sola variable, permiten probar varios elementos y sus combinaciones simultáneamente.

De este modo, podrá averiguar qué elementos juntos tienen un mayor efecto sobre la experiencia del usuario y las tasas de conversión.

La prueba multivariante, perfecta para quienes desean aprovechar al máximo la complejidad de sus sitios web, ofrece una visión profunda de la interacción de los distintos aspectos del diseño y el contenido. Pero ten cuidado: necesitas mucho tráfico en tu sitio para obtener resultados estadísticamente significativos.

Este método le permite maximizar el potencial de optimización de su sitio web al comprender cómo los distintos cambios actúan conjuntamente para influir en el comportamiento del usuario.

¿Cómo encontrar ideas para una prueba A/B?

Para encontrar ideas para su primera prueba A/B, es útil comenzar con una visión clara de sus objetivos y necesidades de los usuarios.

Pregúntatelo a ti mismo: ¿Qué quiero mejorar? ¿Cómo optimizar la experiencia del usuario?

Como fuente de inspiración y para ayudarle a empezar, puede echar un vistazo a los siguientes 20 elementos que son ideales para las pruebas iniciales y tienen el potencial de mejorar significativamente la experiencia del usuario y la tasa de conversión de su sitio web.

Puede utilizar estos elementos para una prueba A/B

1. títulos: Pruebe distintas fórmulas para aumentar la participación. Pruebe a utilizar un lenguaje emotivo u orientado a la acción para ver cuál capta mejor la atención de su público objetivo.

2. botones de llamada a la acción (CTA): El color, el tamaño y la posición pueden influir en el porcentaje de clics. Experimente con llamadas a la acción directas frente a mensajes más sutiles para medir la eficacia.

3. fotos: Diferentes imágenes pueden variar el compromiso del usuario. Por ejemplo, pruebe imágenes emocionales frente a imágenes objetivas para observar el impacto en el comportamiento del usuario.

4. Descripción de los productos: Los detalles y el estilo pueden influir en la decisión de compra. Pruebe con descripciones técnicas frente a coloquiales para identificar las preferencias de sus clientes.

5. disposiciones: La disposición de los elementos en la página puede mejorar la experiencia del usuario. Cambia la posición de elementos clave como los testimonios o las ventajas del producto para comprobar su influencia en la tasa de conversión.

6. estructuras de menús: Una navegación claramente estructurada ayuda a los usuarios a orientarse en el sitio. Pruebe diferentes diseños de menú para maximizar la facilidad de uso.

7. elementos de formulario: El diseño de los formularios puede influir mucho en la tasa de conversión. Pruebe distintos diseños y números de campos para animar a los usuarios a rellenar el formulario.

8. esquemas de color: Los colores desempeñan un papel importante en el impacto psicológico de una página. Experimenta con distintas paletas para controlar las reacciones y acciones emocionales.

9. proceso de pago: El diseño de su proceso de pago puede ser decisivo para la finalización de una transacción. Pruebe diferentes diseños, recuentos de campos y redacción de las llamadas a la acción. Un proceso de compra claro y sencillo puede reducir significativamente la tasa de cancelaciones y mejorar la tasa de conversión.

10. precios: La forma de presentar los precios puede influir mucho en las decisiones de los usuarios. Investiga si los precios tachados, las ofertas combinadas o el énfasis en el valor mejoran la conversión.

11. testimonios y reseñas: Integrar las opiniones de los clientes puede generar confianza y aumentar la credibilidad. Pruebe diferentes ubicaciones y formatos para medir su impacto.

12. prueba social: Demuestre la popularidad de su oferta. Pruebe diferentes representaciones del número de usuarios o pruebas sociales.

13. ofertas y descuentos: Diferentes formas de presentar las ofertas pueden motivar a los usuarios a comprar. Experimente con diferentes formulaciones y ubicaciones.

14. formatos de contenido: Alternar entre texto, imágenes y vídeos puede influir en la participación. Averigüe qué formato prefiere su público objetivo.

15. páginas de aterrizaje: La presentación de sus ofertas puede influir en la tasa de conversión. Pruebe diferentes páginas de destino para determinar cuál es la más eficaz.

16 Sección FAQ: Una sección de preguntas frecuentes claramente estructurada puede ayudar a reducir la incertidumbre de los usuarios. Pruebe la ubicación y el diseño de esta área.

17. funciones de búsqueda: Una función de búsqueda intuitiva facilita la búsqueda de información. Experimenta con el diseño y la ubicación de la barra de búsqueda.

18. procesos de registro: Simplifique el proceso de registro o compra para fidelizar a los usuarios. Pruebe diferentes formularios y pasos.

19. fuentes: La legibilidad y el aspecto general de su contenido pueden verse influidos por el tipo de letra. Pruebe cómo afectan los distintos tipos de letra a la percepción de su marca y a la legibilidad.

20 Capacidad de respuesta móvil: La visualización optimizada en dispositivos móviles es crucial. Pruebe diferentes diseños para mejorar la experiencia del usuario en smartphones y tablets.

Con esta selección de elementos de prueba, estará bien preparado para adentrarse en el mundo de las pruebas A/B.

Además, un conocimiento más profundo de la optimización de la conversión le permitirá realizar pruebas aún más eficaces y mejorar su sitio web de forma selectiva.

Por tanto, en la siguiente sección nos centraremos específicamente en los desencadenantes psicológicos, un aspecto clave de la optimización de la conversión.

Activadores psicológicos: el arma secreta de la optimización de la conversión

Para empezar con éxito con las pruebas A/B, es esencial tener un sólido conocimiento de la optimización de la conversión...

Una parte esencial de esto son los desencadenantes psicológicos que tienen un profundo impacto en la toma de decisiones de sus usuarios. Estos desencadenantes utilizan tendencias humanas básicas para influir positivamente en el comportamiento y las decisiones de los visitantes de su sitio web.

Utilizando estos desencadenantes en sus pruebas A/B, no sólo puede mejorar la experiencia del usuario en su sitio, sino también aumentar significativamente su tasa de conversión.

Así que echemos un vistazo a algunos desencadenantes psicológicos:

Efecto señuelo

Efecto señuelo

Este desencadenante es como el comodín oculto bajo la manga. Al añadir una tercera opción menos atractiva, te aseguras de que la opción que realmente quieres aparezca resplandeciente. Una forma inteligente de dirigir hábilmente las elecciones de tus usuarios. Más información sobre el efecto Señuelo aquí.

Heurística de afectación

Heurística de afectación

Sentir en lugar de pensar: las emociones suelen guiarnos más rápido que la mente. Utilice este conocimiento para animar a sus visitantes a tomar decisiones rápidas con elementos emocionalmente atractivos. Más información sobre la heurística del afecto aquí.

Efecto de primacía

Efecto de primacía

Al igual que el primer capítulo de un libro, la primera impresión de su sitio web determinará lo que esperan los usuarios y cómo reaccionan. Utilice este conocimiento para crear una conexión fuerte y positiva desde el principio. Muestre primero sus mejores ofertas y contenidos para crear un impacto duradero. Más información sobre el efecto primacía aquí.

Mero efecto de exposición

Ejemplo visual del efecto de mera exposición

Mero efecto de exposición

La familiaridad genera afecto. Al mostrar repetidamente su marca o elementos específicos en su sitio web, crea inconscientemente una conexión con sus usuarios. Este efecto sutil pero poderoso puede aumentar la preferencia por sus ofertas. Más información sobre el efecto de mera exposición aquí.

Paradoja de la elección

Paradoja de la elección

Demasiadas opciones pueden resultar abrumadoras. Si reduce específicamente el número de opciones, simplificará el proceso de toma de decisiones de sus usuarios y aumentará las posibilidades de conversión. Un camino claro y centrado conduce a visitantes más satisfechos. Más información sobre la paradoja de la elección.

Efecto marco

Efecto marco

La forma de presentar la información determina la percepción. Un marco positivo en torno a sus ofertas puede aumentar significativamente su atractivo y persuadir a los usuarios para que tomen una decisión a su favor. Más información sobre el efecto marco.

Escasez

Escasez

La sensación de que algo podría dejar de estar disponible pronto despierta el deseo. Utilice la escasez para resaltar el valor de sus ofertas y motivar a los usuarios a actuar con rapidez. Más información sobre la escasez.

¿Qué errores deben evitarse en las pruebas A/B?

Sobre todo al principio, muchos tropiezan con errores frecuentes que no sólo consumen recursos, sino que también pueden distorsionar los resultados.

En esta sección, le mostraremos cómo evitar los errores típicos de las pruebas A/B para que sus estrategias de optimización se mantengan en el buen camino y su tasa de conversión no sufra innecesariamente.

Con los conocimientos adecuados y una ejecución precisa, puede aprovechar al máximo las ventajas de las pruebas A/B sin caer en las trampas habituales.

1. confiar en la intuición en lugar de en los datos

En el marketing online, cada clic cuenta, y aquí es exactamente donde entran en juego las pruebas A/B. Tal vez tenga la intuición de qué titular tiene mejor acogida o qué diseño aumenta la tasa de conversión.

Pero, ¡espera! Antes de hacer caso a su intuición, deje que los datos hablen por sí solos. La recopilación y el análisis de las interacciones de los usuarios le proporcionarán pruebas irrefutables de qué variante ofrece realmente mejores resultados.

Recuerde: los datos no mienten, pero nuestra intuición a veces puede llevarnos por mal camino.

2. subestimar el tamaño de la muestra

2. subestimar el tamaño de la muestra

El tamaño de la muestra puede sonar a estadística árida, pero es su mejor amigo cuando se trata de pruebas A/B significativas. Una muestra demasiado pequeña puede llevarle a introducir cambios que no supongan una diferencia real.

Es como pescar con una red demasiado pequeña: podría perderse el pez gordo. Asegúrese de que su muestra es lo suficientemente grande como para proporcionar resultados realmente representativos y fiables. Recuerda que, en el mar de los datos, el tamaño de la red es crucial.

3. ajustar parámetros o variables durante la prueba

Imagina que estás en una búsqueda del tesoro, pero el mapa cambia constantemente. Así es como te sientes cuando cambias las reglas del juego durante una prueba A/B.

La coherencia es la clave para obtener resultados válidos. Si cambias las condiciones mientras la prueba se está ejecutando, perderás la pista de qué cambios conducen a qué resultados. Así que no te desvíes, aunque te tiente hacer ajustes sobre la marcha. Sólo encontrarás los verdaderos tesoros -es decir, las ideas valiosas- si sigues el mapa original.

4. distribuir el tráfico de forma desigual

Una distribución equitativa del tráfico entre sus variantes de prueba es como regar las plantas: demasiada agua aquí, muy poca allá, y el crecimiento se resiente. 

Si una variante recibe más visitas que la otra, esto puede distorsionar los resultados de la prueba. Es como dar ventaja a un bando en una carrera. Asegúrate de que cada variante comienza en las mismas condiciones para que puedas ver cuál es la que realmente llega en cabeza al final.

5. malinterpretar los resultados de las pruebas

Una vez que haya planificado y realizado cuidadosamente su prueba A/B, es hora de analizarla, y aquí es donde acecha otra trampa. La correcta interpretación de los resultados es crucial.

La significación estadística no es sólo una palabra de moda, sino su criterio para evaluar si las diferencias entre las variantes son realmente significativas. No se trata sólo de quién gana la carrera, sino también de por qué margen. Sólo así podrá estar seguro de que los cambios que introduce tienen una base sólida.

6. descuidar el trabajo en equipo

Uno de los errores más críticos en las pruebas A/B es trabajar en silencio y no involucrar al equipo.

Una prueba es mucho más que un experimento: es una oportunidad para aprender y crecer juntos. Con la participación de su equipo, se beneficiará de diferentes perspectivas y conocimientos que pueden aumentar significativamente la calidad y la relevancia de sus pruebas.

Recuerde que las pruebas A/B no son una aventura en solitario, sino un trabajo en equipo que se nutre de la diversidad de ideas y experiencias.

7. probar demasiadas variables al mismo tiempo

Probar demasiadas variables a la vez puede conducir rápidamente al desastre. Es como hacer malabares: Cuantas más pelotas tengas en el aire, más difícil será cogerlas todas. Limítese a uno o dos cambios por prueba para identificar claramente qué es exactamente lo que marca la diferencia. Así evitarás confusiones y te asegurarás de obtener información clara y práctica de cada prueba.

8. saltarse procesos iterativos

Las pruebas A/B son un maratón, no un sprint. La clave del éxito reside en la repetición y la mejora continua. Cada prueba ofrece la oportunidad de aprender y aplicar lo aprendido en la siguiente.

Si te saltas este proceso iterativo, te privas de la oportunidad de encontrar soluciones realmente óptimas. Recuerda siempre: la primera prueba es solo el principio, no el final del viaje de optimización.

9. ignorar los factores externos

El mundo de Internet es dinámico y está influido por muchos factores externos. Ya sean fluctuaciones estacionales, días festivos o acontecimientos de actualidad, todos estos factores pueden influir en los resultados de sus pruebas. 

Si ignora los factores externos, corre el riesgo de malinterpretar los resultados de las pruebas. Asegúrate de tener en cuenta el contexto de tus pruebas y planifícalas en consecuencia.

10. persistir con pruebas A/B sencillas

Por último, pero no por ello menos importante, limitarse a simples pruebas A/B puede impedirle aprovechar todo el potencial de sus esfuerzos de optimización. 

Aunque las pruebas sencillas son estupendas para aprender los conceptos básicos y obtener resultados rápidos, también es importante explorar métodos de prueba más avanzados. Estos métodos permiten conocer mejor el comportamiento de los usuarios y responder a preguntas más complejas.

Preguntas y respuestas

Aquí encontrará respuestas a las preguntas más candentes que le ayudarán a dominar con éxito el arte de las pruebas A/B:

¿Cómo integra las pruebas A/B en su empresa?

Para afianzar las pruebas A/B en su empresa, por ejemplo, empiece con un taller que demuestre su valor: ¿Cómo pueden los pequeños cambios tener un gran impacto?

Cree un equipo multidisciplinar que esté a bordo desde el principio para planificar y ejecutar las pruebas. Establezca objetivos comunes y proporcione una plataforma que permita a todos ver los resultados en tiempo real.

Así es como se crea una cultura en la que las decisiones basadas en datos se convierten en la norma.

Para vencer posibles resistencias, también es esencial comunicar el potencial y la importancia de este método de forma clara y convincente a los responsables de la toma de decisiones.

Demuestre cómo las pruebas A/B proporcionan información directa sobre el comportamiento de los usuarios y fundamentan las decisiones en datos sólidos, lo que se traduce en más conversiones, ventas y, en última instancia, mejores productos y servicios.

Recomendamos:

  • Tenga en cuenta las posibles resistencias: Afrontar el posible escepticismo en el equipo y entre los responsables de la toma de decisiones, así como el frecuente miedo al cambio.
  • Llevar a cabo una labor persuasiva: Demuestre el retorno de la inversión y la mejora de la experiencia del usuario.
  • Consigue apoyo profesional: Considere la posibilidad de recurrir a expertos que faciliten el proceso de integración con conocimientos especializados y buenas prácticas.

Combinando argumentos claros, ejemplos prácticos y la voluntad de invertir en apoyo profesional, las pruebas A/B pueden establecerse con éxito como una herramienta valiosa en la empresa.

¿Cuáles son los límites de las pruebas A/B?

Las pruebas A/B exploran la superficie de lo que funciona en su sitio web, pero alcanzan sus límites cuando se trata de descubrir los porqués más profundos.

Por eso es importante pensar con originalidad...

Sumérjase en el mundo de Optimización de la conversión y economía del comportamiento. Estos campos le proporcionan las herramientas no sólo para reconocer qué cambios traen el éxito, sino también para entender por qué es así.

Se trata de desarrollar un conocimiento más profundo de las necesidades y motivaciones de sus usuarios y hacer de su sitio web un lugar que no sólo funcione, sino que también fascine y atraiga.

¿Cuáles son los retos de las pruebas A/B?

Uno de los mayores retos de las pruebas A/B es la paciencia. Esperar a obtener datos significativos puede ser una verdadera prueba de paciencia, ya que sacar conclusiones precipitadas podría desviar tu estrategia de optimización.

Igual de importante es mantener un equilibrio entre la cantidad y la calidad de las pruebas. Demasiadas pruebas al mismo tiempo podrían ahogarle en una avalancha de datos. En cambio, si se realizan muy pocas pruebas, no se aprovechará todo el potencial que ofrecen las pruebas A/B para la optimización y la comprensión de las preferencias de los usuarios.

El secreto está en hacer una elección estratégica:

Al priorizar las pruebas con mayor potencial para obtener información significativa, se maximiza el valor de cada prueba y se evita la sobrecarga de datos.

¿Cómo realizar pruebas A/B en línea con SEO?

Para llevar a cabo pruebas A/B de forma eficaz y conforme a las prácticas de SEO, es esencial adoptar el siguiente enfoque.

En primer lugar, las buenas noticias: los motores de búsqueda como Google apoyan y fomentan las pruebas A/B. Siempre que se implementen correctamente, las clasificaciones en los motores de búsqueda no se verán afectadas negativamente.

Aquí tienes tres pautas básicas que te ayudarán:

1. evitar estrictamente el cloaking: El "cloaking", es decir, mostrar contenidos diferentes a los visitantes y a los motores de búsqueda, puede dañar su sitio web. Es importante que todos los usuarios, incluido Googlebot, vean el mismo contenido. Este enfoque garantiza la transparencia de las pruebas A/B y su conformidad con las directrices de Google, lo que protege la integridad de tus esfuerzos de SEO.

2. uso de 302 desvíos: Para las pruebas A/B que requieren una redirección de la URL original a una URL de prueba, es preferible utilizar redirecciones 302 en lugar de 301. Las redirecciones 302 indican que la redirección es sólo temporal, lo que garantiza que la URL original permanece en el índice del motor de búsqueda. El 302 indica que la redirección es solo temporal, lo que garantiza que la URL original permanezca en el índice del motor de búsqueda.

3. uso del atributo rel="canonical": Para evitar confusiones a los motores de búsqueda y señalar qué página debe considerarse el contenido principal, debe utilizarse el atributo rel="canonical" en todas las URL de prueba que remitan a la página original. Sin embargo, esto sólo se aplica a las pruebas de URL divididas.

Al observar estos Directrices puede asegurarse de que sus pruebas A/B complementan sus esfuerzos de SEO, en lugar de socavarlos. Es fundamental aprovechar al máximo las pruebas A/B sin poner en peligro tu posicionamiento en los motores de búsqueda.

¿Qué debe buscar en una plataforma de pruebas A/B?

Al elegir una plataforma de pruebas A/B, debe prestar atención a la facilidad de uso, la integración con otras herramientas y el tipo de análisis de datos.

Una buena plataforma le permitirá crear, gestionar y analizar pruebas fácilmente sin tener que convertirse en un científico de datos. Asegúrate también de que se integra a la perfección con tu pila tecnológica actual.

Las plataformas de alta calidad pueden ser caras, por lo que es importante encontrar una buena relación calidad-precio.

Nuestra plataforma Varify.io ofrece una solución integral que no sólo cumple a la perfección los criterios mencionados, sino que además es eficiente en términos de costes. Incluso con un tráfico creciente, los precios no aumentan gracias a nuestra tarifa plana de tráfico.

¿Cómo pueden utilizar las pruebas A/B los distintos equipos?

Las pruebas A/B no son sólo para los vendedores en línea...

Los equipos de producto pueden utilizarla para perfeccionar funciones, los de desarrollo para mejorar la usabilidad y los de contenido para medir el impacto de sus textos.

La clave está en que cada equipo establece sus propias hipótesis y realiza pruebas a la medida de sus objetivos. Esto convierte a las pruebas A/B en una herramienta versátil que crea valor más allá de los límites departamentales.