Logotipo Varify

Usabilidad en el punto de mira: su guía personal

En una era en la que la tecnología desempeña un papel en casi todos los aspectos de nuestras vidas, la forma en que interactuamos con los productos digitales puede influir en nuestras decisiones, sentimientos y, en última instancia, en nuestra experiencia general como usuarios.

La usabilidad y la experiencia del usuario se han convertido en algo más que palabras de moda: se han convertido en factores decisivos para el éxito en el mundo digital. Pero, ¿por qué son tan importantes y cómo han evolucionado?

¿Por qué son importantes la usabilidad y la experiencia del usuario?

Todos lo hemos experimentado: un sitio web o una aplicación confusos o difíciles de usar. Estas experiencias pueden ser frustrantes y a menudo llevan a los usuarios a abandonar o elegir un servicio de la competencia. 

Aquí es donde entran en juego la usabilidad y la UX. Determinan lo fácil y agradable que es utilizar un producto o servicio e influyen directamente en el éxito de una oferta digital.

Definiciones y delimitación

Usabilidad

La usabilidad, a menudo denominada facilidad de uso, se refiere a la facilidad con la que un usuario puede utilizar un producto o servicio para alcanzar el objetivo deseado. No se trata solo de decisiones de diseño intuitivas, sino también de minimizar los errores y aumentar la eficiencia.

Experiencia del usuario

La experiencia del usuario, o UX, es un concepto más amplio. No sólo se refiere a la facilidad de uso de un producto, sino también a cómo lo percibe el usuario. Un producto puede ser fácil de usar, pero si no satisface o encanta al usuario, la UX se considera negativa.

Antecedentes de la usabilidad

La digitalización ha irrumpido con fuerza en nuestro mundo, y con ella han llegado nuevos retos y oportunidades para el diseño. Mientras que las primeras interfaces informáticas eran a menudo complicadas e incomprensibles para el usuario medio, la creciente dependencia de la tecnología llevó a la necesidad de crear diseños más fáciles de usar.

La aparición de los términos y su implantación en la industria Los términos usabilidad y UX surgieron en las décadas de 1980 y 1990. Surgieron de la necesidad de que los diseños informáticos y de software estuvieran más centrados en el usuario. Con el tiempo, se hizo evidente que el mero funcionamiento del software no era suficiente: también tenía que ser fácil de usar y atractivo.

DIN EN ISO 9241: Normalización e importancia

La norma DIN EN ISO 9241 se elaboró para normalizar la creciente importancia de la usabilidad y la experiencia del usuario. Esta norma establece estándares para la ergonomía de la interacción persona-sistema y se ha consolidado como una guía autorizada para el buen diseño.

Relevancia en diversos ámbitos de aplicación

Además del ámbito obvio de aplicación en el mundo digital -sitios web y aplicaciones-, la relevancia de la usabilidad se extiende a casi todas las categorías de productos. En la tecnología médica, por ejemplo, los dispositivos más fáciles de usar no solo pueden facilitar el trabajo del personal médico, sino también aumentar la seguridad de los pacientes. Un dispositivo médico que provoca menos errores de manejo gracias a su diseño intuitivo puede, en última instancia, salvar vidas.

La usabilidad es igual de importante en la industria del automóvil. En tiempos de sistemas de infoentretenimiento cada vez más complejos en los coches, es crucial que los conductores puedan utilizar estos sistemas de forma segura y eficiente sin distraerse con el tráfico.

Los electrodomésticos son otro ámbito en el que la usabilidad desempeña un papel importante. Un horno intuitivo o una lavadora fácil de usar no solo mejoran la experiencia del usuario, sino que también pueden reducir el consumo de energía si los usuarios seleccionan programas o ajustes más eficientes.

¿Cómo se consigue una buena usabilidad y experiencia de usuario?

Para desarrollar productos con un alto grado de usabilidad y una experiencia de usuario positiva, es esencial realizar una investigación continua de los usuarios. Permite a diseñadores y desarrolladores conocer en profundidad las necesidades, deseos y puntos débiles de los usuarios. Las entrevistas a usuarios, por ejemplo, proporcionan información cualitativa sobre cómo interactúan con un producto y qué problemas experimentan. La tecnología de seguimiento ocular puede ayudar a reconocer qué áreas de un sitio web o una aplicación atraen más la atención y cuáles se ignoran.

Además, los procesos de diseño iterativos en los que se crean prototipos, se prueban y se mejoran repetidamente son cruciales para garantizar que el producto final satisface los requisitos del usuario.

Ventajas económicas y prácticas

El ROI (retorno de la inversión) de las inversiones en usabilidad y UX suele ser claramente reconocible. Los productos fáciles de usar requieren menos asistencia, lo que a su vez supone un ahorro de costes. Una experiencia de usuario mejorada también puede conducir a mayores tasas de conversión, ya sea en forma de ventas, registros u otras métricas importantes.

Además, una experiencia de usuario positiva genera un boca a boca y clientes fieles, mientras que una experiencia negativa puede tener el efecto contrario. En una época en la que los usuarios tienen a su disposición una plétora de opciones, una alta usabilidad y una experiencia de usuario positiva pueden ser el factor decisivo que les haga quedarse con un determinado producto o servicio.

Resumen y conclusiones

No se puede sobrestimar la importancia de la usabilidad y la experiencia del usuario en el panorama moderno de los productos. En un mundo digital cada vez más complejo, es fundamental que las empresas sitúen al usuario en el centro y se aseguren de que sus productos no solo son funcionales, sino también agradables de usar. Al invertir en usabilidad y experiencia de usuario, las empresas no solo consiguen clientes más satisfechos, sino que también aumentan su éxito comercial.